El verdadero costo de lo “irrelevante”

Todos los días nos enfrentamos a varias decisiones de compra. ¿Paramos por ese café camino a la oficina? ¿Almorzamos en un restaurante rico y costoso? ¿Otro cafecito después del almuerzo? ¿Es hora de cambiar el televisor por uno nuevo?  ¿Una corbata nueva para la fiesta de este fin de semana? ¿Me tomo un taxi para regresar a casa? Y ya que estoy en la calle, ¿otro cafecito? En fin. Ustedes me entienden... Ahora, el proceso para tomar la decisión va a ser muy distinto dependiendo de qué estamos comprando. Por ejemplo, si hablamos de una compra pequeña que implica un gasto irrelevante, como ese café camino a la oficina, nos dejaremos llevar más por el impulso que por motivaciones financieras. ¿Y por qué no? Estamos hablando de $1 o $2 como mucho. Sin embargo, si nos enfrentamos a una … [Leer más...]