Todos tenemos una debilidad

Todos tenemos debilidades. Es parte de nuestra naturaleza humana y cada quien tiene su propia manera de lidiar con ellas. Para algunos el tema es simplemente incontrolable; para otros, hay todo un ejercicio de "fuerza de voluntad" para evitar caer muy seguido. La diferencia entre unos y otros se podría resumir en la frecuencia con la que decimos SI a eso a lo que quizá deberíamos decir que NO de vez en cuando. Las debilidades se presentan en muchas formas: viajes, comidas en la calle, ropa de marca, corbatas, carteras, el último juguete tecnológico, relojes y una interminable lista de etcéteras. Los ejemplos son tan únicos como cada uno de nosotros. Sin embargo, existe un denominador común para todos: las debilidades no son gratuitas. Por ese motivo, este tema es muy relevante cuando … [Leer más...]