Resoluciones Financieras para comenzar bien el año… y terminarlo mejor

Finanzas PersonalesHabiendo pasado ya la euforia natural de última semana de diciembre y del año nuevo, la vida empieza a volver a la normalidad. Poco a poco todos vamos regresando a nuestras actividades cotidianas, pero con esa sensación de que las cosas irán mejor este año, como suele pasar en estas fechas. El problema está cuando pasa el tiempo y nos damos cuenta de que no hicimos nada para asegurarnos que las cosas mejoren.

Uno de los aspectos donde ponemos más esperanzas es en la mejora de nuestra situación financiera. Queremos que el futuro traiga consigo mayores ingresos o algún tipo de solución a nuestros problemas financieros, sin pensar que en realidad se trata de algo que conseguiremos como consecuencia de ordenar nuestras finanzas personales. Por ello, creo que haríamos un mejor uso de nuestras energías definiendo algunas acciones concretas para el 2011, en lugar de esperando que las mejoras nos caigan del cielo. No veremos los resultados de inmediato, pero las consecuencias seguramente serán mejor de lo que podríamos esperar.

Para seguir el modelo de las resoluciones de año nuevo, que suele ponerse de moda en estas fechas, comparto con ustedes algunas estrategias que podrían ayudarlos a dar esos primeros pasos:

1. Toma el control de tus finanzas. No dejes que el destino las administre. Siéntate, revisa tu situación y dedícale un par de horas al mes a ver cómo vas evolucionando.

2. Prepara tu plan financiero. Es fácil y es útil. Pero más que esto es revelador e inspirador. Prepara tu presupuesto personal y rígete por él.

3. Establece objetivos financieros claros y específicos. ¿Quieres ahorrar 10% de tus ingresos mensuales? ¿Quieres poner S/.100 mensuales en una cuenta de ahorros? ¿Quieres comprarte un carro? No importa el objetivo ni el tamaño del mismo, lo que importa es tenerlo claro y por escrito. Eso será un motivador permanente y te ayudará a enfocar y materializar tus esfuerzos.

4. Trata de eliminar o reducir al mínimo toda tu deuda tóxica. Evalúa qué deudas vale la pena tener y qué deudas deberían de desaparecer cuánto antes. Haz tu plan de acción y ponte a trabajar.

5. Evalúa tus posibilidades de generar más ingresos. ¿Tienes disponibilidad para involucrarte en un segundo trabajo o para hacer una segunda actividad a tiempo parcial? ¿Puedes vender productos de alguna compañía en tus ratos libres? ¿Guardas cosas que no necesitas y de las que te podrías deshacer? No es difícil conseguir una segunda o tercera fuente de ingresos, lo difícil es entrar en acción.

6. Empieza a construir y alimenta tu fondo de emergencia. Define cuánto quieres tener guardado y disponible para alguna eventualidad y da el primer paso. No importa si el aporte inicial parece insignificante, lo que importa es hacerlo.

7. Blíndate. No sirve de nada acumular y construir si tus activos están en riesgo. Protege tu patrimonio. No inviertas en productos que no entiendes, dado que puedes ser víctima de algún tipo de estafa. Contrata los seguros necesarios para que tu patrimonio esté protegido ante eventos fortuitos.

8. Sé proactivo. Averigua qué opciones tienes para administrar tu dinero con mayor eficiencia. Si quieres ahorrar, evalúa tus opciones. Las cuentas de ahorro tradicionales no son la única (y en muchos casos tampoco la mejor) manera de ahorrar. Hay maneras de reducir el pago de intereses por deudas. La clave está en conseguir la información necesaria para tomar mejores decisiones y no dejar que nuestro patrimonio corra su propia suerte.

No hay nada de malo con soñar y con desear lo mejor para nosotros mismos. Pero no basta con eso. Es necesario poner en marcha acciones concretas para asegurar que lo conseguiremos. El resultado será un mejor 2011 y un mucho mejor futuro.

Comparte este artículo...

Comentarios

  1. Me parece muy buena idea repasar los objetivos que se pusieron a principio de año. Yo encuentro más facíl hacerlo cada trimeste.
    Otra de las cosas que podría agregar a tu artículo, es la necesidad de tener un sistema de información claro para apoyar tus planes financieros. Entiendase hoja de excell o si puedes un software como Quicken, que te da un base sólida al decirte donde estas gastando más. Para que puedas tomar decisiones informadas respecto a tu dinero.
    Y en la parte de blindaje, también incluir seguros, ya que un imprevisto de salud por ejemplo, puede significar la evaporación del patrimonio. Evitar usar los bienes para curar los males.
    Saludos!
    Larissa Marquez

  2. FinanzasPersonalesParaTodos dice:

    Es correcto, Larissa. De hecho los seguros suelen quedar relegados a segundo plano, pero son parte central de cualquier plan financiero.
    Gracias por tu visita y comentario.

Opina

*