La jubilación no está tan lejos como piensas. Prepárate.

Finanzas PersonalesHace algún tiempo escribí un post invitado titulado Mis Planes de Jubilación (en Planea Tus Finanzas) donde contaba mi historia y cómo los 34 años que me quedan para alcanzar la edad de jubilación en Perú juegan a mi favor. Ya no pienso en la jubilación como un evento lejano para el cual no debería de planear, sino más bien como un evento inevitable para el cual afortunadamente tengo tiempo de trabajar. Este post aborda el tema de una manera más amplia.

La jubilación es uno de esos eventos que vemos demasiado distante como para prestarle atención. Cuando somos jóvenes ni siquiera pensamos en ella… y a medida que crecemos nos concentramos en otros cambios significativos que van pasándonos y en construir para que nuestra familia tenga la vida que hemos soñado para ella. Pero eventualmente llega ese momento en el que pasamos a formar parte de las filas de los jubilados y más de una persona llega a este punto sin estar preparada.

Estar preparado no implica solamente tener los ahorros suficientes para costear nuestro estilo de vida y gastos habituales sin la necesidad de generar ingresos. Estar preparado es dar un paso más allá: tener el presupuesto para lidiar con los gastos médicos propios de esa etapa, no arrastrar deudas de ningún tipo, generar ingresos pasivos que nos permitan seguir recibiendo flujos de dinero sin afectar la estabilidad de nuestro patrimonio, tener nuestras inversiones y activos en instrumentos financieros con el nivel de riesgo y liquidez necesarios para nuestro perfil, entre otros importantes pilares que nos permitirán sostener nuestras finanzas mientras dure esta etapa.

Como hemos mencionado en varios de los posts publicados, el tiempo es uno de los activos más valiosos cuando hablamos de finanzas personales. Éste no solamente nos permite planear y organizarnos, sino también nos ofrece la posibilidad de acumular de manera paulatina (aportando de a pocos para alcanzar un gran objetivo final) y beneficiarnos de los efectos del interés compuesto. Empezar a planear nuestra jubilación desde jóvenes mejora nuestras posibilidades de alcanzar esta etapa en una posición financieramente sólida.

Hay una serie de factores que tenemos que considerar cuando pensemos en cómo prepararnos para la jubilación. Por un lado, es importante conocer la normativa que existe en nuestro país con relación al tema. Cada realidad ofrece escenarios distintos: sistemas privados o públicos; fondos con aportes de nuestro empleador, propios o combinados; edad de jubilación obligatoria mayor o menor; posibilidad de seleccionar o no los instrumentos financieros en los que invierte el fondo y/o el nivel de riesgo de la cuenta donde tenemos nuestros aportes; y una larga lista de etcéteras.

También es importante considerar la posibilidad de diversificar nuestro fondo de jubilación. El dinero que ahorramos para este importante momento suele estar en un solo fondo y no es común que las personas establezcan mecanismos alternativos de ahorro para este fin. Sin embargo, en la medida de lo posible, sería recomendable hacerlo pues así nos protegemos de los múltiples riesgos que podrían amenazar nuestra tranquilidad financiera en el futuro.

Otro factor importante que debemos considerar es que las cosas están cambiando rápidamente y, como consecuencia, podría tocarnos un escenario distinto cuando llegue nuestra jubilación. Las expectativas de vida han aumentado mucho en los últimos años y eso podría tener dos importantes impactos: empujar las edades de jubilación y aumentar la cantidad de años de vida post-jubilación durante los cuales dependeremos del fondo que hayamos acumulado.

Debemos de considerar la jubilación como parte de nuestro plan financiero partiendo lo más pronto posible y tenemos que proyectarnos a nuestras necesidades en ese momento. Existen diversos mecanismos que nos permiten calcular cuánto tenemos que ahorrar para el momento de jubilación y está en nuestras manos decidir si queremos hacer algo al respecto o no. Finalmente, las consecuencias no solamente nos impactarán a nosotros, sino también a nuestra familia y entorno.

¿Y tú? ¿Ya empezaste a planear tu jubilación? ¿Piensas hacerlo? ¡Cuéntanos tu historia!

Comparte este artículo...

Comentarios

  1. Buen artículo, felicidades.

    Desde luego mi futuro es responsabilidad mía y es mejor que así sea porque de esta manera puedo tomar las riendas para lograr que sea un buen futuro.

    Hasta hace un año no había pensado ni actuado con vistas a la jubilación, pero por fortuna esto ha cambiado. Entre mis objetivos para controlar mis finanzas y lograr la libertad financiera tiene un lugar muy importante planificar mi futuro. Con esa idea estoy ahorrando, aprendiendo sobre finanzas e inversiones y ya he dado mis primeros pasos como inversora.

    La idea que tengo en mi mente es que yo llevo las riendas, yo controlo mi vida y mi futuro y con esta actitud avanzo día a día.

    Un saludo.

    Inma.

  2. Carlos Cuadros dice:

    Estimados señores, acabo de descubrir esta excelente página sobre Finanzas Personales. Veo con agrado la toma de conciencia sobre lo importante y necesario que es preveer la jubilación. Actualmente, en nuestro querido Perú, existen 2 sistemas previsionales: ONP y AFP ambos para la jubilación ponen como horizonte de jubilación los 65 años y no entregan el fondo generado por los aportes más la rentabilidad. Permítanme informarles que existen otros sistemas en que el inversor decide cuánto tiempo va a ahorrar para recibir determinada renta (pensión) o disponer de todo el fondo ya sea en dólares o en euros.
    Estoy a su disposición para mayores detalles.
    Carlos Cuadros

  3. FinanzasPersonalesParaTodos dice:

    Gracias por tus palabras sobre la página… y buena suerte en tu labor de “educación” al respecto de este tema. Es muy importante que la gente se informe y tome las decisiones que más les convenga.

Opina

*