El reto de Brad – Noviembre sin restaurantes

Para nadie es una sorpresa que salir a comer a la calle más frecuentemente de lo necesario puede causar estragos en nuestras finanzas (de hecho, hace algún tiempo les confesé que mi debilidad es justamente esa). Es por ello que Brad, autor de un inspirador blog de finanzas personales llamado Enemy of Debt, hizo una encuesta entre sus lectores para entender qué tanto impacto tenía este tipo de gasto como obstáculo para eliminar sus deudas. Para su sorpresa, 37% de ellos mencionaron “salir a comer a restaurantes” como uno de los motivos de mayor importancia (terminando en cuarto lugar entre los motivos mencionados).

Como consecuencia de esta encuesta y tratando de motivar a sus lectores a enrumbarse hacia la independencia financiera, Brad lanzó un reto: Noviembre sin restaurantes. ¿En qué consiste? Bastante fácil. Brad y su familia se comprometen a pasar un mes entero sin salir a comer en restaurantes (o a comprar comida que pudieran haber preparado en casa). Tampoco vale comprar “snacks” ni café. A manera de control, Brad hará un seguimiento de sus gastos en el supermercado para compararlos con otros meses y conocer el efecto neto del reto (porque por cada comida que deja de consumir en un restaurante tiene que comprar los insumos y preparar su comida en casa).

Lo interesante es que los lectores están invitados a unirse al reto y a compartir su experiencia durante el mes. Finalmente, la respuesta que ellos dieron durante la encuesta fue la que inspiró la creación y puesta en marcha de este reto y su participación es fundamental.

Hace pocos días tuve la oportunidad de conocer a Brad y a Jacob (autor de otro blog del cual hablaré en otro post). Nos juntamos en un restaurante para conocernos y conversar sobre nuestras experiencias en este mundo de las finanzas personales. Pasaron las horas y cuando nos fuimos noté que Brad había sido fiel a su reto… solamente tomó agua (y de la que sirven gratis). Me pareció digno de reconocimiento, pues no solo fue fiel a su propio reto, sino también a sus lectores y seguidores, demostrando tener una gran fuerza de voluntad. Realmente inspirador.

Quedan pocos días para que noviembre y este reto terminen. Pero los efectos que Noviembre sin restaurantes puede tener en los seguidores de Enemy of Debt podrían ser de mucho más largo plazo. La lección es simple: todos tenemos la opción de gastar nuestro dinero de una manera u otra. Ante dicha opción y dependiendo de la decisión que tomemos, tendremos que vivir luego con las consecuencias financieras de nuestros actos, disfrutando o sufriendo a causa de ellas. Identifica aquellas debilidades que están obstaculizando tu capacidad de avanzar hacia tus objetivos financieros y haz algo al respecto. ¡La decisión es tuya!

 

¿Y tú? ¿Eres víctima de tus propias decisiones financieras? ¿Haz hecho algún cambio para mejorar tu futuro financiero? ¡Cuéntanos tu historia!

Comparte este artículo...

Comentarios

  1. Muy interesante. Esto me hace recordar otro blog que leí -este era de cocina- y en el cual la autora daba cuenta de un reto que se propuso: comer durante una semana -en casa- con $35. Eso es $5 diarios. Ella cuomenta que encontró muchas formas creativas de comer rico y sano sin salir de casa, y sin gastar montones de dinero. Creo que todos deberíamos proponernos hacer algo parecido. Es cuestión de tener creatividad y ganas de demostrarnos que somos posibles de controlar nuestros gastos. Gracias por tus ideas.

Opina

*