Cómo encontrar una computadora dentro de tu presupuesto

Cómo encontrar una computadora dentro de tu presupuestoNo es ninguna novedad: comprar una computadora es una de esas inversiones en la vida que no debe tomarse a la ligera, sobre todo cuando a uno no le sobra el dinero. Muchos vendedores se aprovechan de la avidez e ignorancia de los clientes poco experimentados, quienes acaban pagando un dineral por un producto que no se ajusta a sus necesidades.

También sucede que, a veces, nos dejamos deslumbrar por “una ganga” que termina siendo una desilusión defectuosa y sin garantía. Aquí van unas pocas nociones básicas que no deben faltar a la hora de comprar una computadora, partiendo siempre del presupuesto que uno maneja.

Primero que nada, hay que ver bien a quién le estamos comprando. No se trata de entrar a una tienda de informática cualquiera solamente porque el cartel dice que ahí se venden computadoras. ¿Sabes algo del lugar? ¿Conoces a alguien de ahí? ¿Has comprado, o tienes algún amigo que haya comprado ahí antes? Nunca está de más conocer de antemano la reputación de nuestro vendedor.

A veces hay tiendas de aspecto muy cuidado y profesional en las que estafan a la gente, así como tiendas muy informales y desprolijas donde trabaja gente que aún tiene gusto por hacer bien las cosas. De manera que, si vas a investigar precios en más de un lugar, ten en cuenta también la reputación de cada uno.

¿Qué debe hacer la Computadora?

Luego, hay que dejar muy en claro qué tipo de uso se le quiere dar a la computadora. Para una computadora dedicada a navegar por Internet, enviar e-mails y realizar tareas escolares o de oficina, no necesitamos demasiada potencia, por lo que debemos apuntar a procesadores con menos Ghz y a memorias RAM más pequeñas que con las computadoras dedicadas a videojuegos o a trabajos que exijan muchos recursos (edición de video, diseño gráfico, diseño 3D).

Para estas últimas, impera la necesidad de incluir discos duros más grandes y tarjetas de vídeo/con sonidos más potentes, aunque nunca está de más tener un disco duro grande, ya que se llenan rápido, sobre todo cuando uno baja películas.

¿Cuándo hacer aumentos a la Computadora?

Por último, hay que decidirse sobre los periféricos o accesorios opcionales. ¿Monitor gigantesco? Obligatorio si la PC será dedicada a juegos, diseño gráfico o edición de vídeo. ¿Quemadora de DVD? Nunca es mala idea pagar un poco más para tenerla. ¿Impresora? Si es posible, láser; las de inyección de tinta (inkjet) son más baratas, pero se va mucho dinero en recargar y cambiar los cartuchos.

¿Bocinas? No hace falta gastar mucho para conseguir unas decentes, aunque fueran para mirar ocasionalmente una película. ¿Joysticks, gamepads y otros periféricos para juegos? Consulta con algún conocedor de videojuegos, ya que es extremadamente fácil gastar dinero en controladores de mala calidad.

La recomendación final es no apresurarse con la compra, y estudiar al menos dos o tres alternativas. Si te quedas con dos finalistas y sientes que te cuesta decidirte, aquí va un truco: tiras una moneda y te dispones a elegir el que salió sorteado. Si te sientes contento con la tirada, perfecto, y si no, ya sabes que tu corazón quería más a la otra opción.

Información del autor: David Borg trabaja con Dell y le gusta escribir sobre computadoras y tecnología. Cuando no está trabajando le gusta pasar el tiempo con su familia. Si deseas saber más sobre computadoras, de marca Dell, haga click aquí.

Comparte este artículo...

Comentarios

  1. Diego Sandoval dice:

    muy bueno tu artículo gracias

  2. FinanzasPersonalesParaTodos dice:

    Gracias Diego!

Opina

*