¿Cómo hago que mis ahorros me hagan ganar dinero?

Finanzas PersonalesConversando con algunas personas sobre cómo administran su acumulación de fondos, me he topado con muchos que hacen lo mismo: van dejando los sobrantes de su sueldo o ingresos en la cuenta donde reciben esos ingresos. Cada vez quedo más convencido que este es un mecanismo válido de acumulación de riqueza para mucha gente y cada día me opongo más a la conveniencia de esta técnica de ahorro. El problema, muchas veces, es la falta de información sobre la existencia de alternativas de ahorro e inversión.

Investigando sobre el tema, encontré estadísticas alarmantes de países con una mayor evolución en el tema. En Inglaterra, por ejemplo, se descubrió que un alto porcentaje de personas se informa sobre la existencia de productos financieros por accidente, no porque fueron a buscarlos. Asumiendo que en el Perú funcionemos de la misma manera, estamos dejando pasar grandes oportunidades de hacer que nuestro dinero trabaje para nosotros, que nuestros ahorros generen aún más riqueza.

Ahora, mi oposición al uso de la cuenta donde uno recibe sus ingresos para ahorrar viene básicamente de dos fuentes: seguridad y costo de oportunidad. Mi primera observación es siempre el riesgo al que se exponen las personas teniendo sus ahorros en una sola cuenta. Normalmente, la cuenta donde recibimos nuestros ahorros está vinculada a la tarjeta de débito con la que circulamos todos los días. Cualquier situación que nos exponga a que alguien haga uso indebido de nuestra tarjeta (robo, clonación, secuestro al paso, etc.) va a abrirle las puertas a una persona ajena a llevarse nuestros ahorros que tanto nos han costado. La solución más sencilla: abrir una segunda cuenta de ahorros, vinculada a una segunda tarjeta de débito y transferir los fondos que decidamos ahorrar. Esta segunda tarjeta debería de quedarse en algún lugar seguro y no deberíamos de andarla paseando con nosotros.

Una vez enfrentado el riesgo de seguridad, debemos de analizar qué estamos dejando de ganar por tener nuestro dinero parado en una cuenta de ahorros. Recordemos que las cuentas de ahorro tradicionales compiten entre los productos que menor rentabilidad nos ofrecen, por lo tanto, no es conveniente usarlo como mecanismo de ahorro. Es perfecto para tener un colchón que nos permita responder rápidamente a necesidades inesperadas de financiamiento, pero cuando excedemos el monto que consideramos apropiado para ese fin, es momento de explorar la oferta de productos de inversión más rentables.

Nuestro país ha alcanzado un nivel de sofisticación financiera tal que acceder a productos de inversión para personas es cosa sencilla. Las instituciones financieras ofrecen un sinnúmero de productos diseñados para todo tipo de clientes, con todo tipo de necesidades y perfiles. Eso sí, antes de tomar cualquier decisión de qué vehículo de inversión usar, es importante determinar qué tanto riesgo estamos dispuestos a tomar y con qué objetivo estamos ahorrando. Si queremos ahorrar para irnos de viaje el próximo año, necesitaremos ese dinero en el corto plazo y seguramente no podamos exponerlo a las fluctuaciones que puede tener una acción. Pero si estamos ahorrando para la universidad de nuestro hijo recién nacido, la bolsa podría ser la mejor opción por su potencial de generar riqueza en el largo plazo.

A grandes rasgos, existen instrumentos de ahorro e inversión para todos los gustos. Por un lado, están las cuentas de ahorro a plazo fijo. Este producto, ofrecido por casi todas las instituciones financieras, es un contrato en el cual nos comprometemos a dejar un determinado monto a un determinado plazo (un año, por ejemplo) a cambio de una tasa de interés alta en comparación con una cuenta de ahorros tradicional. Según información de la Superintendencia de Bancas y Seguros (SBS) los rendimientos pueden llegar a superar el 10% anual en el mejor de los casos. Otra muy buena alternativa son los fondos mutuos, instrumentos administrados por una institución financiera en los cuales se agrupan los aportes de muchos clientes y se compra instrumentos de inversión, como bonos, acciones, papeles comerciales, entre otros. La mayoría de bancos ofrecen este tipo de productos y suelen tener gamas que van desde bajos rendimientos (en sus versiones más conservadoras, que usualmente invierten en bonos) hasta altos retornos (con inversiones más riesgosas como acciones). Los fondos mutuos no suelen garantizar un retorno, sino que dependen del desempeño de los instrumentos en los que invierten, pero normalmente ofrecen retornos superiores a los de una cuenta de ahorros.

Una opción que funciona similar al fondo mutuo es la inversión en las cuentas sin fin provisional que las AFP ofrecen a los aportantes con más de 5 años en el sistema. Este aporte compra una participación en los fondos de inversión (hoy disponibles el 1, 2 y 3, dependiendo del nivel de riesgo de sus instrumentos) y nos permite hacer depósitos y retiros de acuerdo a las reglas de la AFP. Este mecanismo alternativo de inversión brinda la posibilidad de invertir regularmente y de obtener retornos interesantes asumiendo alguno de los niveles de riesgo disponibles.

Otra opción, quizá más apropiada para gente con mayor conocimiento sobre inversiones y el manejo de sus finanzas personales, es invertir en la bolsa de valores directamente. Con sólo abrir una cuenta en una casa corredora de bolsa, uno puede empezar a negociar acciones o instrumentos similares. Esta suele ser una estrategia bastante más arriesgada, pero que puede ofrecer los mejores resultados en el largo plazo, por lo tanto, no es lo más recomendable para todos. Exige algo de conocimiento sobre los mercados financieros y un buen estómago para soportar los vaivenes de los mercados.

Tener información sobre las alternativas es la clave para administrar bien nuestro dinero y hacer que éste trabaje para nosotros. Si hacemos la tarea, decidimos qué objetivos tenemos y evaluamos nuestra actitud ante el riesgo, solamente faltaría investigar la oferta de productos existentes a través de Internet (ni siquiera tenemos que movernos para averiguarlo) y tomar la decisión que hará que nuestros ahorros nos hagan ganar dinero.

Comparte este artículo...

Comentarios

  1. Jose A. Zepeda dice:

    Apreciable Eduardo,
    Estoy muy orgulloso de ti y de la vision que has tenido al iniciar este valioso sitio, tan importante para la persona que realmente quiere vivir una vida libre de dificultades economicas, si sabe apreciar los consejos para que aprenda a manejar sus ingresos y balancearlos positivamente con sus obligaciones financieras, y asi poder dormir tranquilo, y asegurar un futuro que le de tranquilidad personal, asi como tambien para el futuro de sus hijo y/o sus dependientes.
    Tengo dos preguntas para ti:
    1- Como recibir un mejor rendimiento de tus ahorros bancarios en una epoca dificl como la que se vive hoy en los E.U. de America?
    2- Como garantizar que los ahorros de tu vida laboral invertidos en cuentas de IRA te den tranquildad en tu vida de jubilado, en esta epoca dificil en peligro con nuevas leyes gubernamentales en turbulencia e incertidumbre aqui en los E.U. de America? Espero tu respuesta,
    afectuosamente,
    Jose A. Zepeda

  2. el problema que concidero de ahorrar es que la inflacion absorbe toda ganancia de intereses, si guardo al año x cantidad de dinero para comprar algo esa cosa sube a x + y de inflacion siendo y mayor que los interes que resibo en la cuenta de ahorro. por lo tanto pudiera ser mejor comprar acredito la mercancia conciderando el costo total en relacion.con la inflacion en otras palabras comprar conciderando el costo total del producto osea estoy dispuesto a pagar supongamos el doble por el con tal de tenerlo hoy o pudiera esperar hasta a completar la cantidad ahorrando conciderando que pudiera o bajar o subir de valor

  3. FinanzasPersonalesParaTodos dice:

    Es verdad, Elias. Hay muchas cosas que considerar y los números pueden ponerse un poco complicados. Sin embargo, hay productos financieros que te permiten ahorrar ganando un porcentaje mayor a la inflación y hay grandes posibilidad de ponernos en una posición complicada si trabajamos con un esquema de endeudamiento. En definitiva, el objetivo es encontrar un balance… aquella situación en la que sientas que estás haciendo los correctos, los números te lo confirmen y con la cual te sientas satisfecho.
    Gracias por la visita y el comentario.

  4. Mariano Wainsten dice:

    Jajaja vi este post y me causo mucha gracia porque irónicamente es lo que estoy haciendo últimamente. Bien eso demuestra que el ingenio siempre puede con la vagancia.

  5. habria que ver cuales son esos mecanismos de ahorro que pueden superar a la inflacion. seria intereseante debatir entre estos.

Trackbacks

  1. […] pasado 6 meses desde la publicación del primer post hemos decidido hacerlos partícipes de la experiencia y de la evolución que venimos experimentando. […]

Opina

*